“Las Torres del Sisal” una Historia de nunca acabar en Barquisimeto.

Con la llegada del 2018, ya han transcurrido cinco decadas de la construcción de “La Torres del Sisal”, y aun no han podido dar culminación a una obra que ha cobrado a más de 45 víctimas.
 
Muchas son las historias, los mitos y leyendas que se han escrito sobre esta misteriosa construcción que hasta la fecha de hoy ha cobrado a más de 50 personas que han decidido lanzarse.

Con la llegada del 2018, ya han transcurrido cinco decadas de la construcción de “La Torres del Sisal”, y aun no han podido dar culminación a una obra que ha cobrado a más de 45 víctimas.
 
Muchas son las historias, los mitos y leyendas que se han escrito sobre esta misteriosa construcción que hasta la fecha de hoy ha cobrado a más de 50 personas que han decidido lanzarse.
Su construcción se inicia en el año 1974, durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, quisieron construir algo parecido al 23 de Enero en Caracas.
 
Se le llamó las torres de El Sisal, porque allí había una fábrica para procesar ese material. Era un proyecto de 10 torres de 25 pisos cada una, de las cuales se lograron concretar 5 solamente, se hizo un estudio de factibilidad y se determinó que el terreno era inestable, se paralizó la obra, el constructor tenía deudas, se fue a la quiebra y fue el primero en lanzarse misteriosamente al vacío.
 
Según muchos piensan y hasta lo afirman que antes de suicidarse, hizo una especie de maldición y es por eso que no ha podido fluir su edificación por más de casi cinco décadas.
 
Dicen que las víctimas oyen una voz que les dice: “Lánzate, lánzate”, tu vida no vale nada”…
 
Es tanto así que se cuenta que en una oportunidad se estaba realizando una grabación de un programa audiovisual y el camarógrafo escuchó eso y sintió el deseo de responder a ese llamado; y al final del trabajo fueron a editar el material y estaba vacío, no había imágenes; habían desaparecido misteriosamente.
 
Pero al consultar a los habitantes más cercanos, son muy celosos al tocar el tema, sin embargo, se afirma que allí se practican muchos rituales, que hay violaciones, tráfico de drogas, prostitución, delincuencia organizada.
 
Según, el sitio se ha convirtió en zona deprimida y poseída por malos espíritus. Hay una fuerza negativa que se conjura con la maldad, el sacrificio y exhortaciones al maligno, y no estamos hablando de una historia ficción, estamos hablando de una verdadera realidad en pleno siglo XXI.
 
 
La Torres del Sisal”, es un área tenebrosa que sirve para hechicería, ahí han practicado abortos, se sacrifican animales, se hacen rituales del más allá, es un centro de espiritismo, pero de espiritismo negro.
 
Allí han encontrado fetos, órganos, eso sonó mucho en el año 2012.
 
¿Qué tenemos al frente? el Hospital Pastor Oropeza, sinónimo de enfermedades, llantos y muerte. Uno de los últimos suicidios fue un muchacho que vino de Cabudare con un escrito en la palma de la mano para que llamaran a su novia.
 
A la gente le da miedo hablar de eso, a los gobernantes, a los historiadores, lo cierto es que han ocurrido 46 suicidios en 49 años, tiempos de tragedia, muerte, oscuridad, pérdidas humanas, económicas, de espacio, considerando que ellas están en un lugar muy bien ubicado al Oeste de la ciudad de Barquisimeto.
 
“En la mal llamada parroquia Juan de Villegas”, estamos unidos a un pasado misterioso, y mientras nosotros carguemos la cruz del nombre, del espíritu de ese colonizador, llamado “Juan de Villegas”, ¿cómo nos libramos? ¿Cuántos muertos costó la conquista en el año 1552?, En el oeste de Barquisimeto hubo tres grandes Batallas: Los Horcones, la más sangrienta de la Campaña Admirable; justo frente donde funciona actualmente la recién inaugurada “Alma Mater”: la Batalla de los Cerritos Blancos, y la Batalla de los 5 años o del federalismo.
 
Esto es parte de una referencia que debemos tratar con sabiduría y mucho entendimiento espiritual. Solo nos queda pedirle a las nuevas autoridades Regionales y locales, para que se retome este proyecto habitacional y decidan si en realidad valdrá la pena culminarlo o en efecto derribarlo y construir un estadio Metropolitano para la parroquia más grande de Latinoamérica.
 
PRENSA KFE DIGITAL
 
SALVADOR DALI RODRIGUEZ /CRONISTA OFICIAL PARROQUIA JUAN DE VILLEGAS

Deja un comentario