FUNDACIÓN DE NUEVA SEGOVIA

La historia de la fundación de nuestra ciudad Barquisimeto comienza en 1552. Aquel año, el Conquistador Juan de Villegas estaba en El Tocuyo, primera ciudad fundada en el Occidente de Venezuela, centro de operaciones en el inicial proceso de Conquista. Bajo la frondosa ceiba que tipificaba al lugar, recibió Juan de Villegas, un mensaje urgente que le enviara de un indio, Damián del Barro, Conquistador, compañero de aventuras de aquél.

 

La historia de la fundación de nuestra ciudad Barquisimeto comienza en 1552. Aquel año, el Conquistador Juan de Villegas estaba en El Tocuyo, primera ciudad fundada en el Occidente de Venezuela, centro de operaciones en el inicial proceso de Conquista. Bajo la frondosa ceiba que tipificaba al lugar, recibió Juan de Villegas, un mensaje urgente que le enviara de un indio, Damián del Barro, Conquistador, compañero de aventuras de aquél.

El aborigen, cuyo evidente cansancio demostraba que había dejado un montón de leguas atrás, dio una noticia sensacional. Dijo a Juan de Villegas que en las montañas de Buria, el río de igual nombre arrastraba pedazos de oro en la corriente. La novedad causó tremendo pacto emocional entre los colonos de El Tocuyo. Juan de Villegas, quien sentía exuberante pasión el metal precioso, se dispuso a marchar precipitadamente al lugar del aurífero hallazgo. Los primeros pobladores de El Tocuyo, españoles todos, ante la posibilidad de enriquecimiento rápido y fácil, abandonaron los implementos agrícolas, dejaron las vacas mugiendo en los establos y siguieron ilusionados tras el penacho de Juan de Villegas, maniático del oro, impulsado por la codicia. De acuerdo con los cálculos alegres, la obra de mano para la extracción de oro, estaría a cargo de los esclavos negros, importados de Guinea, los beneficios de la misma serían para provecho de la minoría hispánica y las cajas fiscales del Rey ultramarino. La expedición, después de enojosa marcha, llegó a Buría, un lluvioso y nublado 9 de mayo de 1552.

De manera que el incentivo oro se fundó en 1552 Nueva Segovia de Buría, ciudad nutrida demográficamente con los primeros pobladores de El Tocuyo. La ciudad ofrecía aspecto de afanoso centro de trabajo, donde ochenta robustos esclavos trabajaban en las sofocantes galerías de las minas. Bajo el látigo de brutales capataces, sufrían los negros toda suerte de humillaciones y privaciones.

EL NEGRO MIGUEL

Un año tenía de fundada Nueva Segovia de Buría cuando ocurrió la rebelión armada de los esclavos. El motín fue planificado y dirigido por un robusto y vivaz negro llamando Miguel, esclavo importado de los mercados negreros de Puerto Rico. Sobresalía entre el grupo de compañeros por innatas condiciones de líder y por el ansia de reivindicativa para los hombres de su raza.

Sorpresivamente, el Negro Miguel y sus seguidores, atacaron y desarmaron a los actividad de la mina logrando apreciable ventaja sobre los españoles. El cabecilla de la actividad no consolidó la primera victoria y luego de sangrientos enfrentamientos entre blanco y negros, Miguel fue derrotado y ahorcado por los hispánicos, conjuntamente con otros componentes del motín. La revuelta armada del Negro Miguel empapó de sangre la naciente bulliciosa ciudad minera de Buría.

Deja un comentario