El Barquisimeto de ayer, hoy y siempre

Barquisimeto o la Nueva Segovia de Barquisimeto, como fue descrita en 1579, en la “Relación Geográfica” asienta que “Y del pueblo de El Tocuyo salió Juan de Villegas con cierta cantidad de soldados, y descubrió minas de oro en la cordillera de San Pablo… Y allí se vino y pobló este pueblo de Nueva Segovia (el)  año de 1552 el cual pueblo se pobló junto a dicho río de Buría (a) un tiro de arcabuz de él y (a) ocho leguas del río de minas de San Pedro”.

Con motivo de la celebración del
Cuatricentenario de Barquisimeto,
se construyeron en la ciudad una serie
de obras públicas ordenadas por el general
Marcos Pérez Jiménez. El Obelisco es una
de estas, fabricado de concreto armado
de base rectangular que alcanza
los 75 metros de altura, con un costo
de 300 mil bolívares en solo
tres meses de ejecución.
Su inauguración se efectuó

el 12 de septiembre de 1952

El Parque Ayacucho rinde tributo al centenario 

de la batalla de Ayacucho. 

El 9 de diciembre de 1924, 

el general Rafael María Velazco, presidente 

del estado Lara, colocó la primera piedra. 

En cuatro hectáreas se construyó el parque

único con acceso vehicular en Latinoamérica,

vía decreto rubricado el 17 de diciembre de 1930,

el presidente de la entidad regional,

general Eustoquio Gómez, dio el ejecútese

de la obra, realizándose su inauguración

el 17 de diciembre de 1933

La iglesia de San Francisco fue construida sobre las ruinas 
del antiguo convento de Nuestra Señora de la Purificación 
de la Orden Franciscana, iniciándose su construcción 
hacia 1632-36. Sufrió graves daños con el terremoto 
del 26 de marzo de 1812. El templo construido para 
albergar 

la primera catedral de Barquisimeto, 
fue edificado 
en 1865. En esta iglesia están sepultados 
los obispos 
Aguedo Felipe Alvarado y Enrique 
María Dubuc, 
así como el padre Juan Pablo Wohnsiesdler 
Hacia 1877 fue levantada una estructura de cuartel, la cual fue refaccionada por el general Eutoquio Gómez hacia 1931. Más tarde inaugurado como Cuartel Nacional Jacinto Lara
El actual Museo de Barquisimeto es un inmueble que data de 1918, año de su inauguración como Hospital de La Caridad, luego Antonio María Pineda, desde 1939. Su construcción es el ogro del médico Antonio María Pineda quien junto al proyectista Just Rosemberg. Intervino como alarife José de la Paz Morales. Al inaugurarse el nuevo hospital, esta infraestructura quedó abandonada para luego ser rehabilitado, y en 1982 inaugurarse como sede del museo de la ciudad
La Casa de Las Silveira será sede del Museo Histórico Bolivariano Casa de Las Silveira, evocando una de las últimas familias que habitaron la casona y marcaron una pauta en la historia cultural de Barquisimeto. La casona perteneció a Domingo de Alvarado, integrante del Congreso Constituyente que declaró la Independencia. En la casa funcionó el despacho del alcalde de la ciudad y la oficina de las Rentas Municipales en la Colonia. Igualmente fue hospital de sangre durante la Guerra de Independencia y en ella bailó Simón Bolívar con la niña María del Rosario Guzmán Briceño, el 14 de agosto de 1821

El Centro de Historia Larense fue en otro tiempo el Convento de San Francisco y luego del terremoto de 1812, el capitán general realista Domingo de Monteverde, estableció su cuartel general en la ruinosa infraestructura pero por el hedor de los cadáveres tuvo que mudarse a Cabudare. En 1838, el general Páez expropia los bienes del convento para crear el Colegio Nacional en 1842. Hoy cuenta con una generosa biblioteca de gran valor 

El Mercado Bella Vista fue inaugurado en 1936, como parte de los mercados decretados por el general José Rafael Gabaldón

La iglesia El Cristo fue declarada por el Papa Juan Pablo II como basílica menor del Cristo de la Gracia

En la época de la colonia existía una estratificación social muy rígida, por tal razón los blancos criollos se concentraban en la iglesia de la Concepción y la capilla de San Francisco (antigua Catedral), los mulatos construyeron la iglesia de Altagracia en el siglo XVIII, los pardos la iglesia de La Paz y el templo de San Juan lo edificaron las indias libres bajo la devoción de Nuestra Señora de San Juan posteriormente a 1879, y el templo de San José, una ermita en despoblado que perduró por muchos años en estado ruinoso, y en 1925 el obispo Aguedo Felipe Alvarado, cedió el templo a los padres redentoristas expulsados de México

 

fuente correo de lara

Deja un comentario