PARQUE ZOOLOGICO Y BOTANICO BARARIDA

La Ciudad de los Crepúsculos está caracterizada por mezclar el ambiente de la ciudad con paisajes naturales de una manera tan sutil que es casi imperceptible. El Parque Zoológico y Botánico Bararida demuestra ser unos de esos lugares que puedes visitar cuando la rutina en la ciudad se vuelve abrumadora.

La Ciudad de los Crepúsculos está caracterizada por mezclar el ambiente de la ciudad con paisajes naturales de una manera tan sutil que es casi imperceptible. El Parque Zoológico y Botánico Bararida demuestra ser unos de esos lugares que puedes visitar cuando la rutina en la ciudad se vuelve abrumadora.

Este parque fue fundado en 1967 y cuenta con 110 hectáreas, en las que se exhibe una importante colección de árboles autóctonos del país y del extranjero. Además, alberga un aproximado de 8.222 animales (entre mamíferos, aves, reptiles, peces, anfibios y artrópodos) de los cuales el 65% se encuentran en peligro de extinción. Por esta razón, ha sido destacado como la institución zoológica más importante del país.

Este parque, a través de sus programas de reproducción, ha logrado reproducir osos frontinos, dantas y manatíes por primera vez en el país, además de guacamayas bandera, anacondas, tigres mariposas, chimpancés, entre otros.

El zoológico realiza actividades recreativas/educativas que abarcan niveles desde preescolar, educación especial, hasta el nivel universitario. También, cuenta con una atracción especialmente dirigida a niños, llamada el Mirador de la Ciencia.

Lo que destaca a este parque es que no sólo están enfocados en el disfrute de sus visitantes, sino también en concientizarlos sobre la necesidad de mantener el equilibrio entre los seres vivos, a través de estrategias educativas.

queremos que veas con tus propios ojos cada uno de los sitios turísticos que esta ciudad tiene para ofrecerte, que además de maravillarte, pueden dejarte una valiosa enseñanza. El Parque Zoológico y Botánico Bararida es una muestra de esos lugares que transmiten paz y a la vez dejan una importante reflexión.

 

Deja un comentario