MONUMENTO MANTO DE MARIA

Venezuela es un país increíblemente religioso. De hecho, muchas de las grandes estructuras del país están hechas con meditaciones marianas. Dentro de su territorio han aparecido gran cantidad de figuras religiosas que evocan una conexión profunda entre las personas y Dios

Venezuela es un país increíblemente religioso. De hecho, muchas de las grandes estructuras del país están hechas con meditaciones marianas. Dentro de su territorio han aparecido gran cantidad de figuras religiosas que evocan una conexión profunda entre las personas y Dios, dando a toda la cultura que rodea a estos lugares un aire místico que busca la conexión espiritual. Una de estas muestras es actualmente el símbolo mariano más alto del mundo, irguiéndose a casi 63 metros de altura y demostrando nuevamente la imponente arquitectura y creatividad de los diseños en Venezuela: El Manto de María (La Divina Pastora).

Esta es una obra de arte cinético, diseñado para celebrar los 160 años de la aparición de la Divina Pastora en el país. Fue una de las mayores inversiones del país a nivel religioso: su construcción sumó un costo total de 1.000 millones de bolívares. Está hecha de concreto y cuenta con más de 13.000 metros lineales de tubos que componen la figura de la virgen, diseñada especialmente para quedar colgando a 47 metros de altura y que flota sobre un espejo de agua. Sin duda, tanto dentro de su estructura como a la distancia, se puede ver la majestuosidad de la construcción, debido a que su imponente diseño se puede ver a más de 70 km de distancia. Su ubicación se encuentra en la cima de un cerro conocido como: “Colina del Viento”. Lo mejor de esta ubicación privilegiada es la vista que brinda de la ciudad desde el este de la misma, para ello, se deben subir 296 escalones como peregrinación. Durante la escalada, se hacen 4 paradas donde los guías te cuentan la historia de la Divina Pastora. Al final del camino hay un mirador desde el cual puedes observar la belleza de los atardeceres de la Ciudad de los Crepúsculos.

La magnitud del Manto de María es motivada por la envergadura de la manifestación religiosa asociada a la Divina Pastora: es la más grande de Venezuela y una de las más grandes de América Latina. Por esta razón, es normal que el trabajo de representar con una estructura el sentimiento asociado a esta virgen sea de tal envergadura. Cada 14 de enero se reúnen en esta ciudad cientos de religiosos que se sienten conectados personalmente con la figura de esta divinidad.

Nos encanta dar a conocer las pequeñas maravillas de la ciudad, así como las muestras más grandes de la arquitectura nacional que se encuentran dentro de este territorio del país. Te invitamos a que conozcas con tus propios ojos la majestuosidad del Manto de María, y que sientas la conexión espiritual que viene asociada con esta impresionante muestra de arte cinético mariano.

Deja un comentario