Hundición de Yay

Asolo 15 minutos del poblado de Sanare Que recomendamos visites Hay paisajes que parecen de otro planeta. Son escenarios naturales únicos, donde a mí se me ocurre que pueden ser perfectas locaciones para una película de extraterrestres o de viajes de astronautas buscando otros mundos. Uno de esos paisajes, es la «Hundición de Yay»

.Hay paisajes que parecen de otro planeta. Son escenarios naturales únicos, donde a mí se me ocurre que pueden ser perfectas locaciones para una película de extraterrestres o de viajes de astronautas buscando otros mundos. Uno de esos paisajes, es la «Hundición de Yay». Es como ver una enorme maqueta del Cañón del Colorado. Cuenta la leyenda que lo que pasó allí, era que había un pueblo donde sus habitantes eran muy libertinos y hacían fiestas y bacanales hasta en jueves y viernes santos, sin guardar ningún precepto religioso. Un día, pasó por allí un anciano sediento que fue de casa en casa pidiendo agua y sólo una muchacha joven le abrió la puerta y lo atendió. El viejito le dijo a la muchacha que tenía que huir del pueblo, ya que él era un mensajero de Dios y que por el mal comportamiento de sus habitantes, el pueblo iba a ser destruido. La chica se lo dijo a todo el pueblo, pero nadie le creyó, así que cogió sus cosas y salió del pueblo con el anciano, que le dijo que oyera lo que oyera, no volteara a ver lo que pasaba. Iba corriendo cuando oyó un tremendo estruendo, volteó sin pensarlo y sus ojos horrorizados vieron cómo la tierra se abría y se tragaba al pueblo entero. Ella quedó convertida en piedra. La «hundición» (lo correcto seria decir «hundimiento» pero ya es del dominio público y se le conoce así) en realidad es una zona geomorfológica que forma por la erosión, un pequeño cañón desértico. Fascinante.

       

 

       

Deja un comentario