Alimentos emblemáticos larenses

Lara posee una panadería tradicional propia, donde destacan el pan de tunja, las roscas y acemas tocuyanas, los cachitos dulces, las acemitas yayenses, panezos, catalinas, gofios, cepelines y canelitas. Entre los platos o preparaciones emblemáticas no pueden faltar el mute y el mondongo de chivo, el caldo de tomate y la mantequilla de caraota.

Lara posee una panadería tradicional propia, donde destacan el pan de tunja, las roscas y acemas tocuyanas, los cachitos dulces, las acemitas yayenses, panezos, catalinas, gofios, cepelines y canelitas. Entre los platos o preparaciones emblemáticas no pueden faltar el mute y el mondongo de chivo, el caldo de tomate y la mantequilla de caraota

.La despensa larense es pródiga. Del semiárido provienen los frutos de cactáceas como el buche, los datos, lefarias y brevas; los subproductos del cocuy: jibe, bicuyes, penca horneada, mosto y su famoso destilado; las carnes de res, chivo, ovejo, conejo, pollo y gallina; las hortalizas de piso bajo como cebollas blancas y moradas; pimentones, tomates y auyamas; uvas y vinos; la leche y los derivados lácteos de vacas y cabras, como yogurt, sueros, quesos, cremas y ricottas; piñas, semerucos y tamarindos.

De los feraces valles del Turbio, Tocuyo y Moroturo, y del piedemonte andino, provienen la caña de azúcar y sus derivados: papelón, melaza, azúcar y ron; el café, la nuez de macadamia y la nueza criolla; hortalizas de piso alto como papas, zanahorias, ajos, apio españa, acelgas, ajoporro, brócoli, lechugas, champiñones, ají dulce (de la variedad “rosita”, exclusivamente amarillo y verde), cilantro y perejil; fresas y duraznos; mantequillas y cuajadas de leche de vaca.

Lara posee además una panadería tradicional propia, donde destacan el pan de tunja, las roscas y acemas tocuyanas, los cachitos dulces, las acemitas yayenses, panezos, catalinas, gofios, cepelines y canelitas.

Hoy por hoy, entre frigoríficos, mercados populares, locales familiares o puestos de carretera, pueden adquirirse especialidades como pampuras, sueros cremosos, aliñados o picantes; morcillas de chivo; chistorras, chorizos y variados cortes pre-empacados de cordero; quesos de crineja, tapara o toncha (de leche de vaca); bicuyes encurtidos; brotes de diversos vegetales; cocuy de muy diversos tipos y calidades; pimpinetas y longanizas; y una variedad innombrable en este espacio de quesos y otros derivados de la leche de cabra.

Por su parte, entre los platos o preparaciones emblemáticas no podrían faltar el mute y el mondongo de chivo, el caldo de tomate, la mantequilla de caraota, la carne “pat’e grillo”, la asadura de chivo, la chanfaina, la pulpa de ovejo o chivo a las brasas, las “taparas” de chivo, el lechón en caja china, el lomo prensado, la empanada de pabellón y el pepito, el mojo de semilla de auyama, el dulce de paleta y los dulces o conservas de buche y tapatapa

Deja un comentario