Las grandes figuras de la música larense

Con motivo de la celebración el Día Internacional del Músico, que se efectúa cada 22 de noviembre.  En este sentido, Barquisimeto y sus alrededores, son la cuna de muchos de los grandes músicos de la tierra de Bolívar.

Con motivo de la celebración el Día Internacional del Músico, que se efectúa cada 22 de noviembre.  En este sentido, Barquisimeto y sus alrededores, son la cuna de muchos de los grandes músicos de la tierra de Bolívar.

Antonio Carrillo

Nacido el 29 de Octubre de 1892, desarrolló un gusto por la música a muy temprana edad y en compañía de maestro Rafael Monasterio, dio sus primeros pasos aprendiendo a tocar el bandolín, siendo este instrumento que tocaría toda su vida con gusto y delicadeza. A los 16 años tuvo su primera actuación como integrante de la Estudiantina “Las Diosas” y dos años mas tarde, formó parte de agrupaciones musicales de la época, entre ellas la famosa Orquesta Mavare.

Entre las obras mas destacas del maestro Carrillo, se encuentra el vals “Como llora una estrella” siendo esta una pieza emblemática de la música larense. Cabe destacar que en 1915, luego de haber compuesto dicha obra, esta fue utilizada para ofrecerle una serenata al Presbítero Carlos Borges; sin embargo al momento de la interpretación, la pieza no tenia nombre, pero según cuentan las crónicas, fue el mismo padre Borges quien le asigno la bautizo bajo el nombre “Como llora una estrella”.

“Don” Pío Alvarado

Músico y compositor popular, nacido en 1895 en la población de Curarigua de Leal del municipio Torres. Desde joven se inició en el arte de la música y cultivo dos de las tradiciones más reconocidas del folklore Venezolano: El golpe tocuyano y el Tamunangue.

Alvarado también fue autor y compilador de décimas, tonos y aguinaldos, así como exponente de una amplia variedad del Golpe Tocuyano,  el cual más adelante seria conocido como “Golpe curarigueño”, debido a las diferencias rítmicas existente en el tono y ejecución de los instrumentos que lo diferencian notablemente del “Golpe Tocuyano.”

En 1965 grabó su primer disco, un 45 RPM, el cual fue un homenaje al maestro Alirio Díaz; debe señalarse que se este trabajo destacan dos importantes temas musicales: El Sapo y El Gavilán Trabalenguas, siendo ambas fábulas musicales ricas en genio, humor, alegría y sátira.

Por otra parte, Don Pío Alvarado fue catalogado por Mario Álvarez como el más grande golpero de todos los tiempos y entre sus composiciones populares  se encuentran obras como “Esta Mañana la vi”, “Lucerito” y “Las Décimas de las Viejas”.

Pablo Canela

Considerado una de las representaciones del pentagrama larense junto a Don Pio Alvarado; el compositor Pablo Arnoldo Canela Guédez es reconocido por ser uno de los músicos populares tocuyanos de mayor arraigo en el sentimiento nacional.

Pablo Canela, también fue conocido por “El Rey del Cuatro”, debido a que este fue el instrumento, fue con el que comenzó su vida artística nacional entre los años 40 y 50; sin embargo, tiempo después pasaría a tocar el violín, con el cual su carrera  adquiriría mayor brillo, recibiendo el título del Virtuoso del Violín. La obra mas destacada del compositor es El Gavilán Tocuyano.

Amado López

Fundador de la Orquesta de Cuerdas Cuatros y más cuatros, grupo que supera los 34 años de años de trayectoria, es oriundo de la ciudad de Barquisimeto desde muy joven se intereso por la música, lo que le llevo a ingresar en el Conservatorio Vicente Emilio Sojo, lugar donde estudió armonía, orquestación, formas musicales y piano complementario.

Lopez es considerado una de los músicos que mas ha contribuido a la formación de los nuevos músicos, ya que numerosas han sido la cantidad larenses y provenientes de otras tierras que han pasado por Cuatros y más cuatros, más que grupo musical, una academia.

Entre los artistas han pasado por sus atriles, se encuentran Henry Linarez, cuatrista solista internacional; Werner Arocha, primer oboe de la Orquesta Sinfónica del Estado Lara; y Francisco -Kiko- Díaz, tecladista y arreglista de Desorden Público así como otras generaciones de músicos de ha logrado éxitos a nivel regional nacional e internacional.

“Don Juancho” Lucena

Napoleón Lucena nació en El Tocuyo el 26 de Abril de 1890 fueron sus padres Egidio Lucena y Narcisa Lucena. Hizo primera escolaridad en su lar nativo El Tocuyo. Desde temprana edad sintió interés por la música. En su tierra natal recibió primeras enseñanzas musicales de la mano del maestro Francisco Yánez, clarinetista de quien hereda la brillante ejecutoria de dicho instrumento. Dictó clase de clarinete y contrabajo en un Instituto de enseñanza especial creado por el General José Rafael Gabaldón. Lucena fue administrador del cine El Rosal.

Viene a Barquisimeto en 1906 en procura de nuevos conocimientos melódicos. Se inicia tocando modestos bailes familiares con los cuales se gana la vida. Luego integró la Banda del estado Lara devengando discreto salario.

En 1912 es ascendido por el Director de la Banda Larense, Prof. Pedro Izturiz Meneses (autor de la música del Himno del estado Lara) a primer clarinete. Luego integra la Orquesta Mavare dirigiéndola en 1915 al producirse la renuncia de su Director y fundador Miguel A. Guerra, quien se encontraba seriamente afectado anímicamente por la muerte de su padre. La Orquesta Mavare y su director hicieron suya la devota tradición de tocar públicamente todos los 14 de Enero, fecha en la cual se celebra la procesión de la Divina Pastora.

Muere el 1 de Enero de 1970, a 72 años de fundada la Orquesta Mavare, es autor del inmortal bambuco “Endrina” considerado como el segundo himno del estado Lara y que ha conquistado exigentes escenarios musicales.

Deja un comentario